Los trabajadores de Servicios de Protección al Menor investigan las denuncias de abuso, maltrato o descuido de menores para determinar si algún niño de la familia remitida ha sufrido abuso, maltrato o descuido. Además, los trabajadores de casos evalúan las áreas críticas individuales y familiares para determinar si algún niño de la familia remitida corre riesgo de sufrir abuso, maltrato o descuido; e inician servicios de protección para los niños que lo necesiten.

Para determinar si algún niño de la familia ha sufrido abuso, maltrato o descuido y todavía corre peligro de sufrirlo, el trabajador entrevista a los miembros de la familia y a las referencias apropiadas. Al final de la investigación, el personal tiene que asignar una disposición a cada acusación identificada en la investigación. Las disposiciones son, entre otras:

  1. Motivo para creer. Basándose en la preponderancia de las pruebas, el personal concluye si ocurrió abuso, maltrato o descuido.
  2. Descartado. El personal determina, basándose en la información disponible, que es razonable concluir que no ocurrió abuso, maltrato ni descuido.
  3. No se pudo completar. Una investigación que "no se pudo completar" es aquella en la que no se pudo llegar a ninguna conclusión ni asignar otra disposición porque no pudo localizarse a la familia para empezar la investigación, o se localizó pero luego se mudó y no pudo localizarse de nuevo para completar la investigación, o la familia se negó a cooperar con la investigación. Las normas de CPS especifican las acciones que el trabajador debe tomar cuando asigna la disposición "no se pudo completar".
  4. No se puede determinar. El personal concluye que ninguna de las disposiciones especificadas con anterioridad en [1 a 3] es apropiada.
  5. Cierre administrativo. La información recibida después de que se asigne el caso para ser investigado revela que no es necesaria ninguna intervención continuada de Servicios de Protección al Menor.

El trabajador también tiene que determinar si existe la posibilidad de que en el futuro próximo el menor sufra abuso, maltrato o descuido. Hay dos alternativas.

  1. El trabajador concluye que el menor no corre riesgo si

    (a) no se identificó ningún factor de alto riesgo, y en la investigación en curso no se hallaron indicios de abuso, maltrato o descuido; o

  2. (b) la familia parece estar dispuesta y ser capaz, usando los recursos familiares y comunitarios, de hacer frente a los factores de riesgo en su vida de manera que garantice la seguridad de los niños en el futuro próximo. Si el trabajador concluye que los niños no corren riesgo, se cerrará el caso.

  3. El trabajador concluye que los niños corren riesgo de sufrir abuso, maltrato o descuido si:

    (a) el trabajador identificó factores de alto riesgo, y

    (b) la familia no parece estar dispuesta ni ser capaz de usar los recursos comunitarios y familiares para hacer frente a los factores de alto riesgo de manera que garantice la seguridad de los niños en el futuro próximo.

Si el trabajador concluye que los niños corren riesgo de sufrir abuso, maltrato o descuido, puede recomendar:

  • recibir servicios para solucionar el problema,
  • abrir un caso con servicios de seguridad basados en la familia o
  • presentar una solicitud para iniciar una acción ante la corte civil para proteger a la víctima.

Las acciones pueden incluir la separación de los menores del hogar y la posible terminación de la patria potestad de los padres.

Regresar al principio

Plazos

El trabajador tiene que completar las acciones de la investigación dentro de 30 días a partir de la fecha en que el departamento recibe la denuncia, salvo que el supervisor haya aprobado una extensión.

Autoridades policiales y judiciales:

Se tiene que informar a las autoridades policiales y judiciales apropiadas de todas las denuncias recibidas por si hubiera causa de enjuiciamiento. Durante la sesión ordinaria 78, la Legislatura de Texas aprobó el Proyecto de Ley 669 del Senado, que exige que las autoridades policiales y judiciales acompañen a los trabajadores de CPS cuando respondan a denuncias de urgencia I sobre abuso, maltrato o descuido de menores que corran riesgo inmediato de sufrir lesiones que puedan ocasionar la muerte o lesiones graves.

El 4 de noviembre de 2003, se encargó al comité provisional de Servicios Humanos de la Cámara que supervisara la implementación del Proyecto de Ley 669 del Senado. También se le exigió al comité que llevara a cabo un estudio que incluyera, por lo menos, el efecto que esta legislación tiene en las víctimas, la cooperación de los padres y la disponibilidad de las autoridades judiciales y policiales locales.

El DFPS seleccionó tres lugares del estado donde asignó personal adicional para llevar a cabo el estudio ordenado por el comité provisional de Servicios Humanos. Los resultados del estudio del comité provisional estaban previstos para diciembre de 2004.

Regresar al principio

Centro Estatal Telefónico

El DFPS maneja un sistema telefónico o "línea directa" gratuito por todo el estado para recibir denuncias de supuesto abuso, maltrato o descuido. Este programa es conocido como Centro Estatal Telefónico.

El propósito de la línea directa de abuso, maltrato o descuido es proporcionar al público una manera de denunciar:

  • el abuso, maltrato y descuido de menores;
  • el abuso, maltrato, descuido y explotación de adultos mayores o con discapacidades; y
  • el abuso, maltrato y descuido de una persona de una escuela estatal, hospital estatal, centro estatal y centros basados en la comunidad que tienen licencia del TDMHMR si supuestamente lo ha cometido uno de los empleados.
Regresar al principio

Cómo hacer la denuncia

  • La Línea Directa de Texas para Denunciar el Maltrato es el 1-800-252-5400
  • Los profesionales pueden hacer la denuncia por Internet.

    En la página principal del departamento, los profesionales pueden escoger si la denuncia es sobre abuso, maltrato o descuido de un menor o abuso, maltrato, descuido o explotación de una persona de 65 años o más o con una discapacidad. Se recomienda a los profesionales que usen este sitio web para denunciar al DFPS situaciones que no sean una emergencia. Todas las denuncias que satisfagan las definiciones legales de abuso, maltrato y descuido, son clasificadas por nivel de urgencia según el nivel de riesgo y gravedad de la lesión del menor.

Regresar al principio

Urgencia de las denuncias

Las denuncias de abuso, maltrato o descuido están clasificadas en dos grupos de urgencia la cual determinará los plazos para iniciar la investigación. El personal asignará la urgencia apropiada basándose en la información disponible al aceptar la denuncia. El supervisor de campo puede especificar con más exactitud el plazo para iniciar la investigación.

Denuncias de urgencia I:

las denuncias de urgencia I incluyen todas las denuncias de niños que corren riesgo inmediato de abuso, maltrato o descuido que podría ocasionar la muerte o una lesión grave. Estas investigaciones tienen que iniciarse dentro de 24 horas de recibir la denuncia.

Denuncia de urgencia II:

las denuncias de urgencia II incluyen todas las denuncias de abuso, maltrato o descuido que no sean de urgencia I. Estas investigaciones tienen que iniciarse dentro de 10 días de recibir la denuncia.

Algunas denuncias recibidas no se ajustan a la definición legal de abuso, maltrato o descuido según se define en el Código Familiar de Texas, y por lo tanto no se tramitan.

Las razones por las cuales no se tramitan son, entre otras:

  • la situación no parece plantear la posibilidad razonable de que un niño vaya a sufrir abuso, maltrato o descuido en el futuro próximo;
  • las acusaciones son demasiado imprecisas o generales como para determinar que el niño ha sufrido abuso, maltrato o descuido, o corre riesgo de sufrirlo.
  • la denuncia no contiene suficiente información para localizar al menor, su familia o el hogar; o
  • la situación ya se está investigando, en cuyo caso el personal debe agregar la llamada a la investigación abierta.