Información

Aprenda como reconocer el abuso, el descuido y la explotación de adultos

En esta página

Servicios de Protección al Adulto

Servicios de Protección al Adulto investiga afirmaciones de maltrato, descuido y explotación de adultos mayores o personas discapacitadas. Al confirmar el maltrato, APS ofrece o arregla servicios para tratar de mitigar el problema. APS se compromete a asegurar la salud y la seguridad de los adultos vulnerables de Texas.

Muchos adultos mayores y personas discapacitadas viven solos o dependen del cuidado de otras personas. El aislamiento es un factor que hace que los adultos vulnerables corran riesgo de maltrato, descuido o explotación. Entréguese a la misión de recordar a los adultos mayores y a las personas discapacitadas de su comunidad.

A medida que el público vaya tomando conciencia de los adultos vulnerables y sus necesidades, APS seguirá recibiendo un mayor número de denuncias. Más de la mitad de todas las denuncias a APS tienen que ver con el descuido. La mayoría son de autodescuido. Debido a alguna enfermedad o reducción de la capacidad mental, el adulto vulnerable ya no puede cuidarse lo suficiente para garantizar su propia salud y seguridad. Puede ser que viva en condiciones malsanas, sin calefacción ni agua potable, o puede ser que necesite ayuda con las comidas o con otras actividades cotidianas. También le puede hacer falta atención médica.

[arriba]


Posibles señales de maltrato, descuido y explotación

Señales físicas

  • Lesión que no concuerda con la explicación de su causa
  • Dolor al tocar a la persona
  • Deshidratación o desnutrición sin que haya una enfermedad
  • Mal color de la piel, mejillas u ojos hundidos
  • Administración inadecuada de medicamentos
  • Ropa o cama sucia
  • Falta de los elementos básicos como comida, agua o servicios públicos
  • Falta de artículos personales y comodidades donde vive

Señales del comportamiento

  • Temor, ansiedad, agitación, enojo, aislamiento, depresión
  • Desinterés, resignación, sentimientos encontrados
  • Declaraciones contradictorias, pláticas poco convincentes
  • Vacilación para hablar francamente
  • Confusión o desorientación

Señales de la persona encargada del cuidado

  • Restricciones para impedir que el adulto vulnerable hable con los visitantes o los vea
  • Enojo, indiferencia, conducta agresiva hacia el adulto vulnerable
  • Antecedentes de abuso de sustancias, enfermedad mental, conducta criminal o violencia familiar
  • Narraciones contradictorias sobre incidentes
  • Referencias de que el adulto vulnerable es una carga

Señales de abuso económico

  • Cambios repentinos en una cuenta bancaria o
    en los hábitos bancarios.
  • El retiro inexplicado de una suma grande por
    una persona que acompaña a la víctima.
  • La adición de más nombres en la tarjeta de
    firmas del banco.
  • El retiro no aprobado de fondos con una
    tarjeta bancaria.
  • Cambios repentinos al testamento o a otros
    documentos financieros.
  • La falta inexplicada de fondos o artículos de valor.
  • La prestación de cuidado de calidad inferior a
    personas mayors.
  • Cuentas sin pagar a pesar de tener suficiente
    dinero.
  • La firma falsificada en transacciones
    financieras o en títulos de propiedad.
  • La presencia repentina de familiares que antes
    no estaban involucrados y ahora reclaman su
    derecho a la propiedad y en los asuntos de la
    persona.
  • Un traspaso repentino e inexplicado de bienes.
  • La prestación de servicios innecesarios.
  • Una queja de explotación económica.

Cuando sospeche maltrato, descuido o explotación, denúncielo a la Línea Directa de Texas para Denunciar el Maltrato al 1-800-252-5400 ó denúncielo en línea en el sitio www.txabusehotline.org. Si cree que la situación es una emergencia que pone en peligro la vida, favor de llamar al 911.