¡Siempre déles a los bebés espacio para respirar!

Cientos de bebés en Texas mueren todos los años mientras duermen, muchos porque el ambiente donde duermen interfiere con su capacidad para respirar. Por eso es tan importante siempre darles a los bebés "Espacio para respirar."

El Sueño Seguro

El sueño seguro comienza con darle a su bebé espacio para respirar a la hora de acostarse y a la hora de la siesta.

  1. Acuéstelo a dormir solo
    Los bebés deben de dormir solos en su propia cuna sin cobija o sábana, preferible en el mismo cuarto que usted.
  2. Boca arriba
    Los bebés deben dormir boca arriba no volteados de un lado ni en su estómago.
  3. En una cuna y con temperatura fresca
    La cuna debe tener un colchón firme y una sábana bien ajustada. Mantenga una temperatura fresca en el cuarto y viste su bebé con ropa ligera.
  4. Distante del humo
    El humo de segunda mano es malo para todos, especialmente para los bebés.

Cosas que debe evitar:

  1. ¡No ponga nada en la cuna!
    1. Añadir almohadillas protectoras, cobijas, almohadas y peluches a la superficie donde duerme su bebé puede aumentar mucho el riesgo de asfixia o estrangulación.
    2. También es riesgoso poner colchones o cojines adicionales en la cuna o el corral (conocido en inglés también como Pack 'n Play).  Algunas superficies se pueden sentir duras o delgadas, pero están hechas para mantener seguro al bebé mientras duerme. Su bebé estará cómodo.
  2. Mantenga las cobijas o frazadas lejos de la cara del bebé.
  3. No deje que el bebé duerma o tome siestas con adultos u otros niños.
  4. Nunca duerma con un bebé si ha estado tomando bebidas alcohólicas, está tomando medicamentos o ha usado drogas ilícitas.
  5. Si le da sueño, ponga al bebé en la cuna o en otra superficie firme antes de que usted se duerma.  Esto es particularmente importante si está en una silla, sofá o en otra superficie cómoda donde pudiera voltearse sobre su bebé y sofocarlo.
  6. No deje a su bebé durmiendo en un asiento para carro, cargador u otro aparato similar. Los bebés chiquitos no pueden mantener la cabeza derecha y se pueden sofocar si se duermen sentados.